¿Qué es la osteomalacia?

Si estás aquí, seguramente te estés preguntando ¿qué es la osteomalacia? ¿No querrás decir osteoporosis? Después de oír innumerables términos clínicos, las distintas enfermedades y condiciones médicas se nos mezclan en la cabeza y puede que nos acabe costando distinguir unas de otras. Es más, muchas veces, la simple mención de un nombre enrevesado como puede ser osteomalacia inspira temor. Suena a algo grave. 

Por suerte, la osteomalacia, la enfermedad de los huesos equivalente al raquitismo infantil en adultos, tiene fácil solución y es incluso aún más sencilla de prevenir.

Lo primero que debes saber es que osteomalacia no es lo mismo que osteoporosis. Mientras que en la osteoporosis se produce una pérdida de masa ósea, la osteomalacia consiste simplemente en un ablandamiento de los huesos, en general debido a una falta de los minerales calcio y fósforo. El nivel de masa ósea sigue siendo el mismo.

¿Cuáles son algunas causas de la osteomalacia?

Como acabamos de mencionar, la osteomalacia es un defecto de mineralización en los huesos.

La causa número uno es un déficit de vitamina D en el organismo, pero puede deberse a otras causas como:

-Cirugías estomacales: el estómago es el encargado de descomponer los nutrientes, entre ellos el calcio. El extirpar parte del estómago puede causar problemas a la hora de obtener dicho mineral.

-Condición celíaca: los celíacos al consumir gluten dañan el revestimiento de su intestino delgado, el encargado de absorber nutrientes como el calcio.

-Trastornos renales y hepáticos: los riñones y el hígado participan en la activación de la vitamina D. Los riñones también regulan la reabsorción del fosfato.

-Algunos fármacos como la fenitoína o fenobarbital. 

-Déficit de fosfato (otro de los minerales, junto al calcio, que participa en los cambios metabólicos del interior del hueso). Este tipo de osteomalacia se denomina osteomalacia hipofosfatémica y puede ser hereditaria o adquirida (generalmente a través de tumores benignos).

Síntomas de la osteomalacia

Esta enfermedad es bastante difícil de detectar. Al principio no suele presentarse ningún síntoma visible y se suele descubrir por casualidad a través de radiografías, análisis y otras pruebas clínicas. Pasado un tiempo, se suelen desarrollar algunos síntomas como dolor de huesos y debilidad osteomalaciamuscular (principalmente caderas, lumbares, pelvis, costillas y piernas). Estas dolencias no desaparecen completamente, ni siquiera en momentos de descanso y suelen agravarse por la noche y al hacer presión sobre los huesos.

Cómo prevenir/curar la osteomalacia

Por suerte, como hemos mencionado, la osteomalacia tiene fácil solución. Se puede revertir/prevenir simplemente con un aumento de vitamina D y calcio en nuestro organismo ya sea a través de la ingesta de alimentos ricos en calciopaseos diarios bajo la luz del sol o el acompañamiento de suplementos en nuestra dieta. Esta última opción es especialmente útil cuando por cualquier razón tu situación no te permite una normal obtención de vitamina D y calcio. Así que, ya sea porque tienes osteomalacia (consulta a tu médico de cabecera si no estás seguro) o porque quieres prevenir cualquier tipo de daño en tu estructura ósea, no lo pienses más y échale un vistazo a nuestros diferentes suplementos para un buen mantenimiento de tus huesos. 

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies