Los beneficios de las semillas de lino

Las semillas de lino son conocidas por su alto contenido en fibra y Omega-3. Este alimento es increíblemente beneficioso para nuestro organismo y merece la pena incorporarlo en la dieta. Ya lo predicaba Carlomagno en el siglo VIII… Las semillas de lino te cambiarán la vida.

La linaza o lino es una planta herbácea que se lleva aprovechando desde hace más de 7.000 años. Su mismo nombre científico lo indica: Linum usitatissimum, es decir, “lino utilizadísimo”. En el antiguo Egipto y China el lino se usaba como alimento y como planta textil. Con su fibra se fabricaban cuerdas y se confeccionaba la mayor parte de la ropa. Las momias egipcias se revestían con sábanas de lino, símbolo de pureza y luz divina. Y Carlomagno, totalmente convencido de las maravillosas propiedades de esta semilla, aprobó diversas leyes para obligar a sus súbditos a consumirla.

semillas de lino

Hoy en día ha quedado demostrado que las semillas de lino contienen importantes beneficios para la salud (que describiremos a continuación). Además, son muy fáciles de incluir en tu alimentación. Un par de cucharaditas en el yogurt o en tu ensalada y listo. Nosotros la recomendamos molida. A veces cuando se consume la semilla entera, puede pasar por el intestino sin digerirse y muchos de sus beneficios se pierden por el camino. 

Propiedades de las semillas de lino

1. Funcionamiento intestinal

Al igual que el resto de semillas, las semillas de lino contienen mucha fibra. Como explicamos en uno de nuestros artículos, la fibra es un potente laxante, ideal para evitar el estreñimiento y facilitar el tránsito intestinal. Si buscas una solución inmediata a tus problemas para ir al baño, las semillas de lino son la respuesta.

2. Presencia de vitaminas B1, C y E

Son ricas en antioxidantes y nos aportan energía y vitalidad.

3. Reduce el colesterol

Las semillas de lino contienen Omega-3. Diversos estudios han demostrado que este aceite graso ayuda a reducir el colesterol total en sangre así como las lipoproteínas (conocido como “colesterol malo”). De esta forma, las semillas de lino son un gran aliado para prevenir enfermedades cardiovasculares. 

4. Antiinflamatorio

Otra de las propiedades del Omega-3 es su poder antiinflamatorio. El ácido alfalinolénico ayuda a corregir la descompensación de Omega-6 (causante de inflamaciones). Por tanto, consumir semillas de lino es el remedio perfecto para tratar los dolores de las articulaciones y los dolores menstruales.

5. Mantenimiento del cerebro y del sistema nervioso

El Omega-3 se encuentra principalmente en el cerebro, por lo que un buen nivel de Omega-3 es beneficioso para un buen funcionamiento mental y ayuda a evitar enfermedades mentales como la depresión y a reducir el estrés y la ansiedad. 

6. Perfecto para adelgazar

Su alto contenido en fibra hacen de las semillas de lino un alimento muy saciante, ideal si estás buscando adelgazar. 

Recuerda que la clave está siempre en el equilibrio. Nunca es bueno pasarse (se recomienda un máximo de 30 g diarios). Un exceso puede causar gases, hinchazón y diarrea (por el efecto laxante de la fibra). Y si tienes problemas de hemorragias, no se recomienda su consumo ya que dificulta la coagulación de la sangre. 

En cualquier caso, sus propiedades son numerosas y su consumo moderado son todo beneficios. ¿Por qué no te animas a probar Linoforce de A.Vogel? Un suplemento compuesto a base de semillas de lino. ¡No te decepcionará!

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies