El mineral magnesio

El magnesio es un nutriente indispensable para nuestro organismo. Al igual que el calcio, el fósforo y el resto de elementos que explicamos en nuestro blog, el magnesio participa en multitud de procesos que garantizan un buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Antes de entrar en detalle sobre las propiedades de este microelemento, es importante aclarar una cosa:

El magnesio no es un componente mágico cuyo consumo solucione problemas cardiovasculares o mentales (pese a que puede influenciar en ambos). No tiene sentido fijarse en los efectos específicos de un solo microelemento sin prestar atención a la alimentación que llevamos en general. Por ejemplo, diferentes estudios muestran que un buen nivel de magnesio puede prevenir la depresión. Esto no quiere decir que una alimentación basada en bollería industrial y alimentos procesados acompañada de suplementos de magnesio ayuden a prevenir la depresión. Lo más probable es que los alimentos ricos en magnesio que consumimos también contengan otros nutrientes beneficiosos para la salud. La solución está en llevar una dieta sana y equilibrada. Pese a todo, es importante conocer las propiedades de los diferentes microelementos. 

Propiedades del magnesio

-Permite un funcionamiento normal de los nervios y músculos.

-Regula los niveles de glucosa en la sangre:

Ayuda a prevenir una presión arterial alta, diabetes y enfermedades cardíacas.

-Participa en la producción de energía y proteínas.

-Participa en el sistema inmunitario.

-Es indispensable para el mantenimiento de nuestros huesos:

Es un elemento clave en el metabolismo óseo.

Facilita la absorción del calcio y la producción de Vitamina D.

-Es un gran laxante:

Presente en forma de cloruro de magnesio, atrae más agua al intestino (lo que facilita la evacuación de las heces) y estimula los movimientos intestinales.

-Ayuda a reducir el ácido estomacal (en forma de carbonato de magnesio).

-Diversos estudios muestran una correlación entre la depresión y la ansiedad y bajos niveles de magnesio.

Por eso algunos expertos creen que el magnesio puede prevenir la depresión y reducir el estrés. Sin embargo, no está claro si este beneficio se debe al magnesio o al conjunto de nutrientes presentes en los alimentos que también contienen magnesio.

El déficit de magnesio no es común. El magnesio se puede obtener muy fácilmente a través de la alimentación. Algunos alimentos ricos en magnesio son:

mineral magnesio

-Frutos secos como almendras, cacahuetes o nueces. 

-Los vegetales de hoja verde oscura.

-Semillas, frijoles, guisantes y granos enteros.

-Leche.

Al ser tan fácil de conseguir (exceptuando algunas personas con problemas para absorber nutrientes o que padecen de diabetes tipo 2), un suplemento de magnesio no suele ser necesario. Los suplementos de magnesio más comunes suelen incluir calcio y se recomiendan a las personas con algún problema óseo. 

El cuerpo elimina los restos de magnesio que no necesita, por lo que su exceso también es raro. Sin embargo, se  puede dar si existe un abuso de suplementos. Por regla general, se desaconseja tomar un suplemento de magnesio excepto en caso de padecer migrañas. En cualquier caso, lo mejor es consultar a tu médico antes de hacer nada. Consumir altas dosis de magnesio puede ser contraproducente, especialmente si tomas algún laxante o antiácido de forma regular.    

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies