Trucos para llevar una alimentación sana (Parte 3)

¿Quieres lucir un cuerpazo estas vacaciones en la playa? El verano ya está aquí, pero nunca es demasiado tarde para empezar a mejorar nuestra alimentación. No solo por nuestra imagen, sino porque te permitirá disfrutar de un cuerpo más fuerte y lleno de energía. En SilentiumPharma ofrecemos diferentes complementos que te ayudarán a completar tu alimentación. Además, si pulsas en nuestro diferentes links (TRUCOS PARTE 1) (TRUCOS PARTE 2) te mostramos otros truquillos para que seas capaz de lograr llevar una alimentación sana y equilibrada.

Trucos para mejorar tu alimentación parte 3

 1. Una rutina de comidas

Es importante tener un horario de comidas. Intenta comer siempre a la misma hora para acostumbrar al cuerpo. Si nuestro horario es un caos y comemos cuando nos da la gana (algo que suele ocurrirle con más frecuencia a las personas que viven solas), confundimos a nuestro cuerpo y acabamos eligiendo alimentos insanos, muy calóricos y con pocos nutrientes y beneficios para nuestro organismo (calorías vacías). 

2. Lavarse los dientes después de comer

alimentación sana

Puede parecer algo básico, pero mucha gente no se lava los dientes al terminar la comida. ¡Y puede marcar la diferencia! Cuando terminas, a lo mejor te sientes lleno. Sin embargo, sigues comiendo por gula o porque está muy rico (otras veces la causa puede ser la ansiedad y el estrés y uno come y come hasta que siente que va a explotar). Es más fácil seguir comiendo si tienes el sabor de la comida en la boca. Al lavarte los dientes, pones punto y final a la hora de la comida, se te queda un sabor refrescante en la boca (además de que es extremadamente importante para el cuidado de tus dientes) y dejas de comer aunque sea por la pereza de tener que ensuciarte la boca de nuevo. 

3. Hacer ejercicio

Ya sea cardio o fortalecimiento de huesos y músculos, el ejercicio es una buena manera de complementar nuestra alimentación. Al hacer ejercicio sientes que formas parte de un estilo de vida saludable y eres más propenso a realizar otras acciones saludables como evitar comer fritos y preparar platos más sanos. Al final es algo mental. Si sientes que te encuentras en un estado mental sano al hacer ejercicio querrás completarlo con una buena alimentación para mejorar tu rendimiento físico y una buena noche de sueño para levantarte descansado y lleno de energía. 

Hay personas a las que se les cierra el estómago nada más hacer deporte. Puede ser una buena forma de controlar la cantidad de comida que consumes durante el día. A otros, sin embargo, les entra más hambre. Y aunque puede que coman más, no se sienten culpables porque han hecho ejercicio. Y nuestro estado mental y emocional es tan importante como el físico a la hora de llevar un estilo de vida saludable.

4. Comer en el salón

Especialmente si vives solo puede que acabes comiendo tirado en la cama. Es importante tener un lugar que tu mente asocie con la hora de comer. Además, la mayoría de platos saludables (por ejemplo los platos de cuchara) no se pueden comer en la cama y uno acaba alimentándose de comida basura.  

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies