Trucos para llevar una alimentación sana (Parte 2)

¿Estás buscando llevar una dieta más equilibrada y/o bajar de peso? Aquí te presentamos algunos trucos que te ayudarán a no pasarte con tu aporte calórico. Evitarán que comas alimentos llenos de calorías vacías y escojas en su lugar comidas ricas en vitaminas y nutrientes muy beneficiosos para tu organismo. ¡Sigue leyendo para descubrir más!

En un artículo anterior comentábamos algunos de estos trucos. ¡Pincha AQUÍ para no perdertelos! 

Trucos para llevar una alimentación saludable (Parte 2)

1. Beber agua

Este truco lo habrás oído mil veces. Sin embargo, también te habrás dado cuenta de que no es tan fácil de cumplir. ¿Por qué? Simplemente porque tendemos a olvidarnos de beber agua de forma regular. A no ser que nos encontremos especialmente sedientos. Una buena forma de evitar esto es si tenemos una botella siempre a mano. Al lado del ordenador de la oficina, en la mesa de estudio o en el pupitre de clase. De esta forma acabarás bebiendo sin parar de forma inconsciente. ¿Los beneficios de beber agua? Te mantienes hidratado, te llenas el estómago (por lo que tienes menos hambre) y al llevarte algo a la boca todo el rato matas la tentación de gula de picar algo. Quizá no dejes de ir al baño en todo el día, pero sin duda merece la pena. 

alimentación sana

2. Preparar un té o una infusión

Puede que no te apetezca beber agua y prefieras algo más rico. En vez de decantarte por un refresco, te recomendamos que pruebes a preparar una infusión. Además de que poseen numerosos beneficios para la salud, las hay de muchísimos sabores (para todos los gustos). Algunas más dulces y otras más fresquitas. ¿A qué esperas para explorar? Son ideales para los días fríos de invierno donde lo único que te apetece es quedarte en casita. ¡Una bebida calentita que te baje por la garganta te sienta de maravilla! Y para los días de mucho calor. ¿Has probado ya las infusiones frías? ¡Son tan refrescantes! Por otra parte, si le añades un poco de leche al  (¡o incluso a la infusión!) está más rico, la sensación de saciedad es mayor y te aporta minerales esenciales como el calcio

3. Si te entra hambre come fruta

No todos los alimentos contienen el mismo aporte calórico. No es lo mismo comerse unas galletas que un melocotón. Si te entra hambre y todavía queda un buen rato para la hora de comer, ¡no hace falta que sufras! Es más, es peor aguantar el hambre que comer una fruta. ¿Por qué? Porque está en la naturaleza del ser humano evitar sufrir a toda costa. Es mucho más fácil rendirse y dejar de lado el estilo de vida saludable si lo asociamos con el sufrimiento. ¡Una dieta no es sinónimo de pasar hambre! No hay nada malo en picar algo mientras sea sano. Por ejemplo, las frutas como las cerezas poseen un aporte calórico bajo, matan el gusanillo y aportan muchísimos beneficios.

¡ÉCHALE UN VISTAZO A NUESTRO CATÁLOGO DE COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS (VITAMINAS Y MINERALES) PARA COMPLETAR TU DIETA!  

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies