Trucos para llevar una alimentación sana (Parte 1)

Te has propuesto bajar esos 2 kg que te molestan. Buscas empezar un estilo de vida más sano, comer menos o simplemente ser capaz de resistir la tentación de zamparte una tableta entera de chocolate. En la actualidad, las relaciones tóxicas y problemáticas con la comida son un problema moderno muy común que millones de personas sufren. ¡Por suerte para ti, aquí te comentamos algunos pequeños (pero muy eficaces) trucos que te ayudarán a disfrutar de una alimentación más sana).

Trucos para tener una dieta saludable

1. Elección en el supermercado

No te lo puedes comer si no lo tienes. No puede ser más sencillo. El primer paso para lograr abandonar un hábito o dejar de consumir un alimento es no tener ese alimento a tu disposición. La próxima vez que vayas al supermercado no pases por la sección de chuches, fritos y bolsas de patatas. Recorre las secciones de frutas, verduras, pollo, etc. donde encontrarás una gran variedad de alimentos que probablemente no conocieses. 

Si vives con tus padres o no eres el encargado de hacer la compra, deja bien claras tus necesidades para que la otra persona las tenga en cuenta a la hora de salir al supermercado.

alimentación sana

2. Mejora tus habilidades de cocina

Está demostrado que se come mucho más cuando nos encontramos encerrados en casa que cuando salimos fuera. Si tenemos planes o estamos hasta arriba de trabajo, nuestra mente está demasiado ocupada para acordarse siquiera de que tiene hambre. En casa, cuando nos aburrimos, tendemos a comer de forma inconsciente para matar el tiempo. ¿Por qué no pruebas a tomarte tu tiempo y experimentar en la cocina? Preparar una receta elaborada hará que te concentres en otra actividad y te olvides del hambre. Además, una rica comida llena de nutrientes es mucho más saciante que cualquier tentempié insano que pilles. ¡Se te quitará el hambre durante horas! 

3. Ensalada preparada el día anterior

Los días de trabajo, te recomendamos llevarte la comida preparada de casa (algo sano), porque no te quedará más remedio que comértelo. Sin embargo, si en tu descanso sales a comprar algo, lo más probable es que sucumbas a la tentación y termines en un establecimiento de comida rápida. Además de mucho menos económico, si se convierte en un hábito puede tener consecuencias graves para tu salud.

4. Tener comidas rápidas saludables siempre a mano

A veces no apetece o no hay tiempo para cocinar. Es en estos casos en los que el primer instinto suele ser llamar a la pizzería más cercana. Por eso recomendamos que siempre tengas comidas rápidas y sanas a mano para cuando se den estos momentos. ¿Un ejemplo? Un salteado de verduras. Tan solo tienes que cocinarlo en la sartén unos 5 minutos y ¡listo!

¿Que no eres fan de las verduras (aunque hay muchos tipos de salteados)? En este caso te recomendamos los tapers. El día que te decidas a cocinar (truco 2), haz mucha cantidad y lo que te sobre congélalo para esos días en los que no tengas tiempo o ganas para cocinar. 

¡ÉCHALE UN VISTAZO A NUESTROS COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS (VITAMINAS Y MINERALES) PARA COMPLETAR TU DIETA! 

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies