3 trucos para empezar el día con energía

Las mañanas pueden ser muy duras. No importa que estudiemos lo que nos gusta o que tengamos el trabajo de nuestros sueños. Da igual que en general disfrutemos de nuestro día a día. Cuando suena el despertador un lunes, un martes o un miércoles, lo último que nos apetece es salir de la cama.

¿Quién querría abandonar el abrazo y el calor de las sábanas y salir al frío mundo? Las heladas mañanas de invierno, las ventiscas primaverales o el abrasador calor del verano. Independientemente de la estación que sea, nuestra casa siempre va a estar mejor preparada para atender nuestras necesidades. ¡Pero no dejes ganar a la pereza! Al final, te vas a tener que levantar sí o sí, así que ¿por qué no empezar bien el día? Aquí te comentamos algunos trucos para empezar el día con energía:

1. Levantarse con rapidez

De nada sirve ponerse la alarma y quedarse tirado en la cama lamentándose durante 10 minutos. Al final, lo único que consigues es darle vueltas y vueltas a lo poco que te apetece levantarte y lo bien que se está tumbado bajo las mantas. Lo que tienes que hacer es quitar la tirita de golpe. Es decir, levantarte de un salto. Sin pensarlo. Al principio puede que te cueste más, pero llegará un punto en el que se vuelva una acción automática (especialmente cuando todavía seguimos medio dormidos). Levantarse suele ser el paso más difícil. Una vez que estamos en pie, la energía vuelve a apoderarse poco a poco de nuestro cuerpo. 

2. Un buen desayuno

empezar día energía

¡La de veces que habremos oído decir que el desayuno es la comida más importante del día! Esto no es 100% verdad para todo el mundo. Hay personas que son incapaces de comer nada recién levantadas. Lo que sí que es cierto es que el desayuno, al ser el primer alimento del día, nos da un importante chute de energía que nos permite empezar el día con más fuerza y de mejor humor. Te recomendamos evitar alimentos grasos y comida basura ya que nos pueden revolver el estómago y suelen ser calorías vacías. Es decir, no nos aportan ningún beneficio y en dos horas nos volverá a entrar el hambre. ¿Por qué no pruebas unas tostadas de pan integral con aguacate, tomate o aceite y semillas? Las puedes acompañar de un vaso de leche (con cacao o café) o un zumo de naranja recién exprimido. Y si eres de esas personas que necesitan un par de horas para poder llevarse algo a la boca, ¡no esperes hasta la comida! Llévate algo para comer a media mañana o si no te sentirás sin energía y al borde del desmayo durante toda la mañana.

3. Música para el camino

¿Cómo vas al trabajo, al colegio o a la universidad? Ya sea caminando, en coche o en transporte público, ¡ponte los cascos y pulsa el play para empezar el día de buen humor! La música es un arma potente que puede afectar nuestros estados de ánimo. No hay nada como una canción movida para devolverte la sonrisa y las ganas de comerte el mundo.

Product added to wishlist
Product added to compare.

POLÍTICA DE COOKIES

Esta web utiliza cookies.

Si continua navegando,

consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies